EL MERCADER DE LOS PÁJAROS

Posted by CALIXTO PRIMO | Posted in | Posted on 13:58





Cuando las tardes se vuelven tediosas y demasiado largas, un viejo mercader que vive perdido en el valle, se escapa de los ruidos y va donde su escondite de cosas bellas, toma un viejo trozo de brillos y reflejos que encontró a la orilla del viejo lago y lo pone en un caldero y le empieza a dar calor. Todo se funde hasta volverse liquido y allí lo deja emanando humos lentos, luego lo verte sobre arenas blancas y lo deja volverse sólido otra vez ,entonces nuevamente satisface sus ojos quietos con nuevos brillos y nuevos reflejos que le regala la luz del día. Así lo hace siempre que se siente solo y cuando las tardes se hacen demasiado largas. La vida está pero a la vez no y todo se vuelve un eterno aburrimiento. En una de esas tantas tardes cuando encendía los humos escuchó desde un árbol un concierto de trinos y se alegró de no estar solo. Las aves jugaban entre las ramas y se escondían con sus saltitos entre los verdes de las hojas mientras proseguían con sus sones bonitos. El mercader al llegar la luna apagó el fuego y se fue a dormir nuevamente aburrido pero con ojos lindos que le regalaba el trozo de brillos y reflejos y los pájaros cesaron su canturreo para también esperar la mañana. El sueño se hiso dueño de sus párpados y la almohada reina de sus pensares.
Al otro día algo sucede:
- señor, señor
el mercader solitario solo cree que es su imaginación y no presta atención
-señor, señor
el viejo sigue intentando ignorar a la voz de su cabeza pero de pronto siente que algo le tironea de sus ropas
-señor ,señor!!!
entonces nota que un pequeño pájaro intenta llamar su atención
-señor, señor!!!
-¿que deseas pequeño pájaro?
- mis amigos y yo todas las tardes te observamos encender el fuego
-es verdad y lo hago porque creo que hay bellezas escondidas dentro de mi trozo de brillos
-nosotros también lo creemos y tengo una novedad para tu esperanza
-¿cual?
-nosotros hemos recorrido el mundo con nuestros aleteos y conocemos donde se encuentra el libro de los secretos
-¿el libro de los secretos?
-si, muy pero muy lejos ,en un lugar remoto sobre un peñasco inmenso y custodiado por cuatro dioses buenos, existe un enorme libro de hojas amarillas que guarda todos los secretos del universo
-¿todos?
-si todos
-¿y porque vienes a contarme de tal libro?
-porque mis amigos y yo creemos que allí esta escondida tu esperanza
- agradezco sus preocupaciones ¿pero de que les sirve a ustedes?
-es que siempre nos regalas semillas y no nos espantas y por eso queremos ayudarte
-gracias pequeña ave,solo lo hago porque ustedes alegran mis ruidos
- por eso
-¿por eso que?
-que queremos ayudarte en tu búsqueda,en agradecimiento lo hacemos
- ¿y como me van a ayudar?
-volaremos en bandadas hacia el libro y le contaremos a los dioses buenos de tu desolación y les pediremos que nos ayuden
-¿y crees que ellos entenderán?
-por supuesto, además sus trajes son tejidos elaborados con nuestras plumas que siempre les regalamos y ellos están contentos con nosotros
- ¿y que debo hacer?
-solo esperar y dejarnos que te regalemos la esperanza
-no sé que decir, no tengo forma de agradecer tal molestia
-no es molestia, es permitirnos dejarnos cantar a tus oídos todos los días, solo eso
-si es por mi no tengo reparos, si lo quieren hacer no puedo hacer nada
-lo queremos hacer y estamos todos de acuerdo
-muy bien, como quieran

entonces el pajarito dio un brinco y se perdió entre los verdes del árbol y se empezó a escuchar un dialogo entreverado de trinos y de repente  un ruido ensordecedor de aleteos que iniciaban un viaje hacia aquel lugar remoto que había dicho el diminuto pajarito.
El mercader quedó solo alentando al fuego y viendo el humo lento que se elevaba mientras esperaba el regreso de los trinos.Pasaron tres días y al fin volvieron los trinos al árbol, el pequeño ave se acercó otra vez al mercader y le dijo:
-hola de nuevo señor
-hola lindo pajarito ya los extrañaba no se vayan tanto tiempo que mi alma se vuelve triste
-ya regresamos de donde el libro
-¿y los dioses se enojaron?
-no ,todo por el contrario, ellos entendieron tus desolaciones y nos dieron una verdad
-¿una verdad?
-si, la que fuimos a buscar para vos
-ajá y ¿cual es?
-danos un momento
- espero

el ave entonces llamó a sus amigos pajaritos y de a uno se fueron acercando en silencio donde el mercader y de a uno fueron entregándole una pluma, un churrinche le dio una de un rojo vivo, un tordo una de un negro azabache, un canario una de un amarillo sol, una lorita paraguaya una celeste cielo, un hornero un marrón oscuro y un faisán una de arco iris eternos.El mercader contenía cada pluma en su mano y le preguntó al pajarito:
-¿y que hago con las plumas que me han dado?
-echalas al caldero hirviente
- pero se derretirán!!!
-si ,eso sucederá pero no te preocupes de ahi nace la solución a tus desolaciones

entonces el mercader las metió en liquido burbujeante de vapores y de repente un aura jamás visto inundó todo el valle y cada burbuja de vapor salía de hermosos colores

-¡¡¡que lindo ver mi valle de burbujas de colores!!!
-si pero esa solo es parte de la solución
-¿parte? si solo con esto me han vuelto a hacer reír
-espera, ahora vuelca el liquido caliente sobre la arena

el mercader así lo hiso y se fue volviendo sólido sobre el piso y el pajarito le dijo:

-ahora toma tu espada filosa y saca una lámina de él

el viejo hiso lo que le dijo y al sostenerlo en la mano quedo boquiabierto porque podía ver el brillo de la luna que se desprendía en infinidad de brillos que se volvían estrellas y fue girando en todos los sentidos y aprendía los colores de la naturaleza , aquellos que siempre habían vivido ocultos a sus ojos de cataratas eternas y marchaba los días caminando sin rumbo fijo y conoció los peces saltarines que vivían en el lago y las praderas de verde terciopelo y también las nubes de espuma blanca que surcaban el cielo, todo fue aprendiendo , las aves lo seguían con sus trinos y él contento les desparramaba al aire cientos de semillas de alpiste y así  seguía viviendo y su sonrisa se hacía sol para su alma , nunca sentía cansado sus pies de varices añejas y asi seguía inventando caminos. Por allá lejos muy lejos de su campamento se encontró con un río largo y tranquilo de donde salía una belleza que nunca imaginó , se acercó y ella le dio un beso en la mejilla , entonces comenzó a saltar como un loco de un lado a otro y dio vuelta sus pasos , fue y dejo en los labios de la mujer el beso mas tierno que jamas había dado en su vida y supo ser feliz.
Una bandada de pajaritos silenciosos se apartó hacia las colinas para no entorpecer el color de los sentimientos verdaderos y mientras mercader y su mujer se fundían en besos y arrumacos, un concierto de colores daban el entorno ideal para dos viejos enamorados, una melodía de trinos a la cual el viejo mercader por siempre agradece haber conocido al amor.

                                            CALIXTO

Comments (0)

Publicar un comentario

...tus palabras me dan aliento para seguir,gracias por comentar...