GRACIAS

Posted by CALIXTO PRIMO | Posted in | Posted on 12:56




El ruedo del pantalón solo eran flecos desparejos, el talón mostraba rajaduras profundas y negras, por la lona de las alpargatas unos dedos mugrientos salían como de chismosos, y las huellas que iban quedando solo eran el mal olor que nacía a cada instante de sus axilas y otras partes. Las personas lo veían venir y se apartaban emitiendo vocablos de asco y repugnancia, todo se le abría dejando libre el paso y hasta los perros salían despavoridos a esconderse debajo de sillas y mesas. La lluvia libre y mansa mojaba sus greñas grasosas y sucias y por debajo lo que se podría describir como un cerquillo, unos ojos opacos casi sin vida iban observando los charcos y las gotas marrones que caían desde su cabeza. Se iba yendo y nadie lo despedía, despacio se iba, pero una niña atrevida se interpuso en su camino y extendió su mano y le ofreció un vaso de agua y se pudo escuchar un tímido "gracias", una dama ofuscada salió a buscar a la atrevida niña y en medio de rezongos la apartó del indeseable que de apoco retomó su andar. La lluvia se iba volviendo cada vez mas fuerte y a la salida del pueblo por las cunetas se podía ver correr un torrente marrón.Un tropiezo y una caída brutal donde la corriente y el saco de huesos y ropas mugrientas se fue deslizando colina abajo hasta dar con el arroyo vecino, la siguiente caída fue mas fuerte y se escuchó como un crujir de huesos, y la inconsciencia se empezó a apoderar de él y los remolinos hacían con él lo que querían y el viaje se volvía cada vez mas rápido e incontrolable y se dejó llevar, entregado y sometido a la naturaleza y su fuerza, ya no movía los brazos ni intentaba flotar, solo dejaba que el destino fuera el juez.De a poco la calma se fue apoderando del arroyo y el caudal cada vez era menos rápido, abrió los ojos y se encontró en medio, y dentro de su "atontamiento" intentó ver si tenía alguna salida, por allá unas ramas se movían como tratando de llamar su atención y con braceadas lentas pero seguras se fue dirigiendo hacia allí y nuevamente se encontró con aquella niña que antes le convidó con agua, y braceo mas y al fin se pudo asir a una de las ramas y así por fin lograr salir del agua y otra vez se le escapó un timido "gracias".

                                                  CALIXTO


Comments (0)

Publicar un comentario

...tus palabras me dan aliento para seguir,gracias por comentar...